G7 Puglia, los gigantes del mundo a favor de abandonar el petróleo, pero no el gas

El sábado 15 de junio concluyó en Apulia el G7 que, en materia de compromisos para la protección del planeta, reanudó, elaboró ​​y confirmó lo que ya está decidido durante la conferencia de los grandes del mundo celebrada en Venaria Reale (Turín) en abril.

Confirmado el abandono del fósilentendido principalmente como carbón y petróleo, la prohibición del plástico, la promoción de iniciativas para proteger la biodiversidad y el medio ambiente y el apoyo a las fuentes de energía renovables.

LOS PUNTOS VERDES DEL G7 PUGLIA

El comunicado publicado en el sitio web oficial de la reunión del G7 en Apulia, en la que estuvieron presentes representantes de Italia, Canadá, Francia, Alemania, Japón, Reino Unido, Estados Unidos, Ursula von der Leyn, el Papa Francisco y El presidente ucraniano Zelensky.

Desde el punto de vista de los compromisos en el sector verde, la reunión de Apulia no agrega nada a lo que ya se ha puesto en blanco y negro en Piamonte.

En una nota, los líderes del G7 declararon:

Nosotros, los líderes del Grupo de los Siete (G7), nos hemos reunido en Apulia para reafirmar nuestra unidad y determinación duraderas para abordar los desafíos globales en un momento crucial de la historia y mientras la comunidad internacional enfrenta múltiples crisis interconectadas.

Los líderes de las principales potencias del mundo han confirmado una vez más su compromiso de “fortalecer la seguridad alimentaria mundial y mejorar la resiliencia climática, incluso mediante el lanzamiento de la Iniciativa de Sistemas Alimentarios de Apulia” (proyecto dedicado a la trazabilidad y seguridad alimentaria) y a “tomar medidas concretas para abordar la triple crisis del cambio climático, la contaminación y la pérdida de biodiversidad, incluso presentando contribuciones ambiciosas determinadas a nivel nacional y alineadas con el objetivo de 1,5°C. Lideraremos los esfuerzos globales para conservar los bosques y océanos y poner fin a la contaminación plástica”..

Más allá de los compromisos presentados, Sin embargo, faltan plazos, inversiones, estrategias y soluciones puestas en blanco y negro; En cuanto a la contaminación plástica, les recordamos que en mayo Italia recibió la carta de “aviso formal” por la Unión Europea, por no prohibir la venta de productos de plástico desechables.

LA POSICIÓN DEL G7 SOBRE EL USO DEL GAS NATURAL

85e642144d.jpg

En Turín, la conferencia presidida por el ministro Pichetto Fratin había declarado que quería “asumir sobre ti mismo” no sólo la tarea de “poner fin a cualquier dependencia significativa del gas ruso trabajando para abandonar las importaciones lo antes posible, con el fin de reducir los ingresos de Rusia, como medida de apoyo a Ucrania” sino también reducir las emisiones de gas metano de las cadenas de suministro de combustibles fósiles en un 75% para 2030.

Por lo tanto, también en este caso el G7 de Apulia confirmó lo declarado en Turín, sancionando la voluntad de bloquear el gas natural; La decisión apoya indirectamente a Ucrania, que desde hace dos años (24 de febrero de 2022) rechaza la invasión de sus territorios por el ejército de Moscú, el mayor exportador de gas metano del mundo.

En la circunstancia excepcional de acelerar la eliminación de nuestra dependencia de la energía rusa, las inversiones financiadas con fondos públicos en el sector del gas pueden ser apropiadas como respuesta temporal, sujeta a circunstancias nacionales claramente definidas, si se implementan de manera consistente con nuestros objetivos climáticos sin crear un bloqueo. -en efectos, por ejemplo, garantizando que los proyectos se integren en las estrategias nacionales para el desarrollo del hidrógeno renovable y con bajas emisiones de carbono.

Sin embargo, la declaración pone listo inversiones alternativas a los combustibles fósiles, es decir, dirigidas a fuentes de energía renovables y a la producción de hidrógeno verde.

Considerando los plazos necesarios para identificar los yacimientos de gas natural, obtener luz verde para su extracción y posteriormente las operaciones de obtención y transporte del metano, Es lógico suponer que durante al menos la próxima década (tomando como referencia la situación italiana) el metano formará parte del mix energético nacional.

Diez años es el tiempo mínimo para amortizar las inversiones asignadas, pero este plazo se concede a los fósiles (recordemos que el metano tiene un impacto climático ocho veces mayor que el CO₂, compensado por una vida media en la atmósfera mucho más corta que la del carbono). dióxido de carbono) es incompatible con la consecución de los objetivos climáticos fijados por París.

NEXT Alex Marangon, el último adiós: música y globos en el funeral