Pandoro firmado por Chiara Ferragni, condena para Balocco

La conocida campaña benéfica para la venta de los pandoros Balocco diseñados por Ferragni, que dio lugar a la apertura de una investigación por parte de la fiscalía de Milán el pasado mes de enero, fue considerada a todos los efectos una “práctica desleal”. Esta vez es el Tribunal de Turín el que lo dice, estimando el recurso presentado por las asociaciones Codacons, Usuarios de servicios de radio y televisión y Adusbef, comprobando “el carácter engañoso de los mensajes lanzados al público”. La noticia fue anunciada ayer por la tarde por el propio Codacons, quien señaló que la sentencia dictada por la jueza de la primera sección civil de Turín, Gabriella Ratti, es “muy importante”. Por un lado, de hecho, “abre la vía a una compensación en favor de todos los consumidores que hayan adquirido el pandoro”. Por otra parte, subraya la asociación, “esto empeora la situación de Chiara Ferragni”. Sí, porque la emprendedora digital más famosa de Italia fue inscrita en el registro de sospechosos hace más de tres meses por un delito de fraude agravado, tras lo que ella misma definió como “un error de comunicación”. Además de ella, también fue investigada la presidenta y directora ejecutiva del grupo de confitería Alessandra Balocco.

LA FRASE

Por tanto, la sentencia reconoce la incorrección de la actuación de la empresa con sede en la zona de Cuneo y afirma que se engañó a los consumidores. Para el juez, en concreto, “la práctica comercial, además de ser contraria a la diligencia profesional, era al menos capaz de distorsionar en medida apreciable el comportamiento económico, en relación con el producto, del consumidor medio”. De hecho, el pandoro Pink Chrismas, lanzado para la Navidad de 2022, se vendió a un precio mayor, lo que sugiere “contrariamente a la verdad” que los ingresos se habrían destinado al hospital Regina Margherita de Turín y, en particular, a la compra. de nueva maquinaria para niños enfermos. Como también se indica en la sentencia, los mensajes de la campaña de comunicación “se consideraron adecuados para dar una representación incorrecta de la iniciativa benéfica”, también porque la donación al centro de salud ya había sido realizada en mayo anterior por Balocco solo y ascendía a tan sólo 50 mil euros.

El caso Pandori, que luego se extendió a otras operaciones caritativas anunciadas por el influencer en sus redes sociales, estalló en diciembre pasado, cuando la Comisión Antimonopolio impuso una multa por un total de 1 millón 400 mil euros – que luego fue impugnada ante el TAR – a dos empresas de Chiara Ferragni y Balocco. La emprendedora digital se vio entonces afectada por una verdadera tormenta mediática, que provocó semanas de silencio en Instagram y al mismo tiempo una fuga masiva de todas las marcas que habían colaborado con ella.

LAS INVESTIGACIONES

Durante ese período, los huevos de Pascua de Dolci Preziosi y la muñeca Trudi también terminaron bajo el escrutinio del fiscal de Milán Eugenio Fusco, propietario del expediente sobre los pandoros, que a su vez fueron vendidos con fines benéficos según el “mismo plan criminal”. . Además de ella y Balocco, también fueron investigados el estrecho colaborador del influencer Fabio D’Amato y Franco Cannillo de Dolci Preziosi. Además, el pasado mes de febrero, los militares de la Unidad de Policía Económico-Financiera de la Guardia di Finanza se presentaron con una solicitud para la entrega de documentos en la sede de Milán de Mondelez Italia, propietaria de la marca Oreo, con la que Ferragni había tenido otra colaboración. . En este último caso, la empresa había hecho saber que en su acuerdo no se preveía ninguna organización benéfica y que la idea de realizar donaciones tras la emergencia de Covid era exclusiva del influencer. Paralelamente al trabajo de la fiscalía milanesa, en los últimos meses llegó la noticia de la separación de su marido Fedez, sobre la que él mismo resolvió una de las principales dudas hace unas semanas. En el programa “Belve” de Rai2, el rapero admitió que el caso Pandori influyó en la crisis de la pareja.

© TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

PREV Fútbol, ​​Faenza gana la semifinal contra Arcetana
NEXT Primero de Mayo: día de lucha, no de celebración