Sociedad científica AIFA aprueba límites a la vitamina D – Medicina

Sociedad científica AIFA aprueba límites a la vitamina D – Medicina
Sociedad científica AIFA aprueba límites a la vitamina D – Medicina

La Sociedad Italiana de Osteoporosis, Metabolismo Mineral y Enfermedades Esqueléticas (SIOMMMS), comparte la decisión de Aifa de limitar el uso de vitamina D a ciertas condiciones. “En concordancia con lo señalado por las recientes recomendaciones publicadas por nuestra Sociedad: comparte la opinión sobre la inadecuación de un cribado extendido a la población general, considerando que la determinación de los niveles de 25(OH)D debe realizarse únicamente en presencia de riesgo factores del déficit y cuándo es útil para el manejo clínico de los pacientes y, por otro lado, valora el reconocimiento de la oportunidad de la suplementación en personas con déficit severo de vitamina D, aunque asintomáticas”.

Por lo tanto, los médicos de SIOMMMS afirman que aprecian el reconocimiento de AIFA de la oportunidad de elevar el umbral mínimo deseable de los niveles séricos de 25(OH)D de 20 ng/ml (o 50 nmol/L) a 30 ng/ml (o 75 nmol/L). ) en pacientes con osteoporosis u otras osteopatías establecidas, “reconociendo que la corrección de la deficiencia de vitamina D sigue siendo uno de los pilares del tratamiento de la osteoporosis, mientras que la suplementación con vitamina D de sujetos sanos sin vitamina D parece comprensiblemente inútil, como ya es bien conocido y demostrado por la lejos de resultados sorprendentes de estudios clínicos recientes”.

“Agradecemos la inclusión, entre los destinatarios de la prescripción de vitamina D pagada por el SNS, además de las personas institucionalizadas, las personas con graves déficits motores o encamados que viven en su domicilio, considerando que la exposición solar, como acertadamente se reconoce, representa el principal mecanismo para cubrir las necesidades de vitamina D; sin embargo, se cree que también deberían incluirse otras condiciones de riesgo de hipovitaminosis D, como las relacionadas con condiciones forzadas de exposición solar reducida (por ejemplo, por motivos laborales o culturales o por condiciones que contraindiquen la exposición a los rayos UVB) o los relacionados con la incapacidad de producir cantidades adecuadas de vitamina D a pesar de la exposición al sol, como en la vejez; finalmente, considerando los posibles efectos extraesqueléticos de la vitamina D, estamos de acuerdo en que al mismo tiempo actual estado de conocimiento no hay evidencia científica cierta de un beneficio de la suplementación uno con vitamina D en términos de costo/efectividad también en el campo cardiovascular, oncológico, infeccioso, diabético y respiratorio, pero se cree que actualmente ni siquiera pueden ser excluidos”. (MANEJAR).

REPRODUCCIÓN RESERVADA © Copyright ANSA

PREV una nueva vida, ahora mide 15 centímetros más
NEXT no hay nada más que hacer, Tommaso está muerto