“Calor abrasador en el sur, es una emergencia de sequía. No hay picos en el norte”

“Calor abrasador en el sur, es una emergencia de sequía. No hay picos en el norte”
“Calor abrasador en el sur, es una emergencia de sequía. No hay picos en el norte”

Nuestra vida cotidiana está marcada ahora por las rabietas del anticlon africano de servicio o por las perturbaciones que llegan del Nordeste y que nunca sabemos dónde se estrellarán. Es la creatividad del clima. Hoy, más que nunca, los meteorólogos son la brújula de la que no se puede prescindir. Roberto Nanni, técnico de Ampro, la Asociación de meteorólogos profesionales que también colabora con el Ejército del Aire, publica casi todos los días un boletín de previsión.

¿Deberíamos esperar un verano plagado de sequía?

“Tuvimos un mes de mayo que fluctuó entre lluvia y sol. Veo un verano caluroso para el norte, pero no uno desastroso y sin precedentes como el año pasado. El norte de Italia se benefició de fuertes lluvias desde finales de febrero hasta mayo con nevadas tardías, especialmente en el arco alpino”.

¿Qué hacemos con el sur de Italia, que estos días ya hace calor?

“Se espera una situación muy difícil, especialmente para Sicilia, Cerdeña y Calabria. La propia Coldiretti ha lanzado una alarma preocupante. Otras regiones como Emilia Romagna, Liguria, Toscana, han adquirido bastantes reservas de agua con las lluvias de los dos últimos meses, cosa que no ocurrió en el Sur”.

¿Está sano el río Po?

“Actualmente tiene un buen caudal de agua y por ahora no notamos ninguna situación crítica. Esto también se aplica a las cuencas fluviales que le conciernen”.

¿Se verá afectada la agricultura?

“Me temo que habrá graves problemas en el centro y en el sur, donde el suministro de agua escasea. La sequía corre el riesgo de dañar árboles frutales, viñedos y olivares. En el norte, los daños ya han sido causados ​​por tormentas, granizo y tormentas de viento. ” .

¿Tendrán problemas los grifos de las casas?

“En general, no lo creo. Los acuíferos, excluyendo también al Sur, se han recargado. Pero el agua debe usarse con sentido común, los riesgos no han terminado”.

ISPRA afirma que el 17% de Italia está en riesgo de desertificación.

“Se trata de datos reales desarrollados sobre una base científica. En determinadas zonas la tierra está tan estresada y quemada que no puede recuperarse para volver a ser productiva”.

La Marmolada está cubierta de nieve en esta época, el año pasado estaba semidescubierta.

“Es una buena señal, que debe interpretarse, teniendo en cuenta las nevadas primaverales, como un latigazo climático. Pero la cuestión del derretimiento de los glaciares debe observarse durante un período de décadas. Las olas de calor no han terminado”.

¿Qué se puede hacer para garantizar el suministro de agua?

“Se necesitan más cuencas y más embalses. Los agricultores con visión de futuro y con los medios para ello ya se han equipado, pero se necesita un plan más amplio y estructural. Y, sobre todo, hay que limitar los residuos”.

¿Deberíamos esperar eventos más extremos?

“Son inevitables. Los períodos de sequía que se alternan con olas de mal tiempo con lluvias intensas y tormentas deben tenerse en cuenta ahora de forma estructural. Y afectarán a menudo a zonas limitadas. Como ocurrió en 2023 con las inundaciones en Romaña”.

PREV El desafío de revisar el PGT está en marcha. El debate: «Es necesario reforzar el papel de Bust»
NEXT Hoy tormentas y cielos soleados, martes 2 parcialmente nublado, miércoles 3 tormentas y cielos despejados » ILMETEO.it