En Rávena, continúan las obras en el mar y en tierra de la terminal de regasificación. Snam satisfecho con los tiempos

En Rávena, continúan las obras en el mar y en tierra de la terminal de regasificación. Snam satisfecho con los tiempos
En Rávena, continúan las obras en el mar y en tierra de la terminal de regasificación. Snam satisfecho con los tiempos
Elena Nencini
Diversificar el suministro y las rutas de importación de gas natural licuado (GNL): estas son las estrategias implementadas por la Unión Europea e Italia, tras las dificultades de suministro provocadas por la guerra entre Rusia y Ucrania.
La FSRU (unidad de regasificación de almacenamiento flotante) entrará en funcionamiento en Rávena en 2025. BW Singapore estará ubicado frente a la costa de Rávena, aproximadamente a 8 kilómetros de Punta Marina.
Actualmente en Italia existen 4 plantas de regasificación: una FSRU, la Tundra de Golar, en Piombino, la plataforma marina en Rovigo y la terminal terrestre en Panigaglia. En Livorno, la otra fsru de Olt, amarrada frente al puerto, está en mantenimiento. Rávena será la quinta planta de regasificación con la que Italia podrá contar para recibir GNL líquido que, una vez regasificado, se inyectará en la red nacional. Las dos FRSU de Snam, Golar Tundra y BW Singapore, podrán, por sí solas, contribuir al 13% de las necesidades nacionales de gas, elevando la capacidad de regasificación a más del 30% de la demanda.
Se espera que el BW Singapore llegue a puerto a finales de año.

LAS OBRAS PLANIFICADAS
La terminal de regasificación estará amarrada en la actual plataforma Petra del Grupo PIR. Comúnmente llamado “Araña”, de 350 metros de largo y 11,5 metros de alto, se utilizaba para recibir petroleros. Una vez realizadas las obras de adaptación de las estructuras, mobiliario y sistemas, la plataforma podrá albergar la nueva terminal que será abastecida periódicamente, como máximo una vez por semana, mediante metaneros.
Para proteger la planta y los metaneros de posibles marejadas ciclónicas, se construirá un rompeolas a poca distancia de la plataforma.
En cuanto al gasoducto, está previsto un tramo en el mar y otro en tierra: las obras en alta mar implicarán la construcción del tramo marítimo del gasoducto, de 8,5 km de longitud y 14 metros de profundidad. El desembarco en tierra, cerca de la playa de Punta Marina, con la creación de un microtúnel de 1.300 metros de longitud.
Luego de recorrer el tramo costa afuera, el oleoducto se extenderá por aproximadamente 1,9 km antes de llegar a la planta de PDE. A partir de este punto, el gasoducto se extenderá otros 32 km, formando un anillo alrededor del centro de la ciudad, para luego unirse al llamado “Nodo de Rávena”, punto de interconexión con la Red Nacional de Gasoductos.

TRABAJO EN PROGRESO
A la espera del buque de regasificación en Rávena, desde febrero de 2024 se están realizando trabajos de desmantelamiento de la plataforma Petra. Desde principios de mayo se están realizando los trabajos de instalación de las estructuras de la nueva plataforma en el mar y los trabajos de tendido de la tubería submarina que deberían estar listos en junio.
Las obras fueron confiadas a tres empresas locales: Rosetti Marino, Saipem y Micoperi. En estos días el barco grúa Yudin, propiedad de Micoperi, está instalando 50 pilotes de acero, con un diámetro de 1,5 a 3 metros, una longitud de más de 90 metros y un peso de hasta 450 toneladas cada uno. Las operaciones suponen la utilización de 14/15.000 toneladas de acero y tienen como objetivo preparar toda la estructura de la plataforma de atraque de la terminal de regasificación. El buque grúa también instalará pasarelas y briccole, por un total de más de 15 mil toneladas.
El estado de avance de las obras es de aproximadamente el 80% de las obras en tierra y aproximadamente el 35% de las obras en el mar. Las obras de la presa, que estarán terminadas en octubre de 2026, comenzarán entre agosto y septiembre. Gabriele Paolo Lanza, Director Lng, Proyectos Internacionales y de Transición Energética de Snam, declaró: «La forma en que respetamos el calendario es motivo de satisfacción para Snam y es también una demostración más de la gran reactividad con la que nuestro país, ante a todos los niveles, supo reaccionar ante la situación surgida con el estallido del conflicto ruso-ucraniano, construyendo rápidamente condiciones de seguridad energética que se basan también en la flexibilidad y diversificación del suministro que permiten los nuevos regasificadores. Todo esto, además, nos permite mejorar la profesionalidad y las competencias de varias empresas de la zona de Rávena, que desde hace mucho tiempo representan un valor añadido para todo el sector del petróleo y el gas”.

PREV Inauguración y nombramiento de Piazzale don Gianfranco Redaelli – Municipio de Sesto San Giovanni
NEXT G7 Italia, los grandes nombres en una cena en el castillo de Brindisi, la disidencia del «No G7» se desata afuera. Y aparece un caballo de Troya