“¿Ninguna ceremonia en París? Dije que sí, pero luego me di cuenta de que no quería”

“¿Ninguna ceremonia en París? Dije que sí, pero luego me di cuenta de que no quería”
“¿Ninguna ceremonia en París? Dije que sí, pero luego me di cuenta de que no quería”

La falta de ceremonias que acompañaron su salida del campo hizo mucho ruido Rafael Nadal tras las derrotas sufridas en Roma y París respectivamente contra Hubert Hurkacz Y Alejandro Zvérev. Todos esperaban un homenaje especial al estilo madrileño, sobre todo teniendo en cuenta que puede haber sido la última vez del campeón de España en dos de los torneos que le convirtieron en leyenda.

El mallorquín explicó entonces que no está 100% seguro de decir adiós al tenis al final de esta temporada. En una entrevista concedida al diario L’Équipe, el español reveló un curioso trasfondo de la última edición de Roland Garros: inicialmente había aceptado la ceremonia en caso de perder ante Zverev, pero luego cambió de opinión en el último minuto.

Rafael Nadal: “¿Ninguna ceremonia en París? Dije que sí, pero luego me di cuenta de que no quería”

“Al principio dije que sí, pero en el último momento me di cuenta de que no quería. Me hubiera dolido anunciar que sería mi última vez en este torneo sabiendo que no tenía la oportunidad de prepararme”. como me hubiera gustado.

Nada impide que el torneo espere un año más. Si el homenaje se realiza estando ya retirado, participaré como jugador retirado. Antes de empezar Roland Garros no estaba seguro de nada”, dijo Nadal al respecto.

“¿Zverev? Después de ver el empate no pensé que fuera una misión imposible, pero sabía que sería difícil. Llegué con varias dudas debido a la desastrosa derrota en Roma. Al mismo tiempo, todavía llegué más preparado.

Pero todo fue diferente: el empate, las condiciones de juego bajo techo y me enfrenté a un gran jugador que luego llegó a la final. No pude aprovechar las oportunidades que podrían haber cambiado el partido.

Naturalmente la emoción fue inmensa, como siempre es muy difícil describir las emociones que siento cuando entro a ese campo. El deporte es sobre todo resultados, pero le di importancia a otras cosas y fue una semana en la que me divertí mucho.

Disfruté cada momento. Llegué demasiado tarde en la forma que ya quería alcanzar antes del inicio del torneo de Montecarlo. En ese caso, podría haber soñado con hacer algo diferente. Pero eso no es lo que pasó”.

NEXT El duelo del Tour de Francia está escrito, Evenepoel y Roglic sufren en la primera subida