Aquí se explica cómo detener la fuga del Sur.

“Juntos por el futuro de Calabria” es el tema de la mesa redonda en la que participaron actores sociales e instituciones, en Villaggio Palumbo, que acogió los trabajos del Encuentro de Jóvenes CISL Calabria. A la mesa redonda asistieron Wanda Ferro, subsecretaria del Ministerio del Interior (conectada vía videoconferencia); Roberto Occhiuto, presidente de la Región de Calabria; Klaus Algieri, presidente de Confcommercio Calabria; Giuseppe Zimbalatti, rector de la Universidad Mediterránea de Reggio Calabria; Aldo Ferrara, presidente de Unindustria Calabria; Vincenzo Capomolla, fiscal en funciones DDA Catanzaro; Francesco Napoli, presidente de Confapi Calabria.

“Como lo demuestran los datos del Istat – afirmó en su discurso final la vicesecretaria general del Csil, Daniela Fumarola – en esta época de grandes transformaciones y cambios tecnológicos, las competencias y la formación son hoy el verdadero factor estratégico del mercado laboral tanto para quienes necesidad de completar un proceso de reciclaje que permita una adecuada transición laboral, y para aquellos que aún se encuentran fuera del mercado laboral y necesitan ingresar en él. Se necesita una gran inversión en capital humano – destacó – para la mejora de la orientación escolar y universitaria, más inversiones en el sector de la investigación educativa, la lucha contra la pobreza educativa, el fortalecimiento de las competencias digitales, la formación continua de los empleados, un sistema de Políticas activas para un trabajo moderno y eficiente. Invertir en formación es una ventaja para todos: para el país, para el crecimiento, para la cohesión social del país”.

“Debemos frenar la fuga de jóvenes del Sur – afirmó Fumarola – centrándonos en el crecimiento, la formación, la innovación, las nuevas tecnologías, las nuevas infraestructuras, la sostenibilidad medioambiental, la reurbanización del patrimonio urbano y la inclusión social. Todo esto debe hacerse reforzando el compromiso con la legalidad, que es esencial en Calabria como en todo el país. El desarrollo, la lucha contra la delincuencia, la seguridad en el trabajo y las inversiones deben ir unidos. Nadie puede engañarse pensando que puede afrontar solo el desafío que tenemos ante nosotros: debemos abrir una temporada de corresponsabilidad social tanto a nivel regional como nacional. Los numerosos recursos del PNRR deben gastarse bien, contratando a jóvenes y mujeres en las autoridades locales, la administración pública, la sanidad, las escuelas, las universidades y la investigación. Éste es el pacto social que la CISL propone a todos los interlocutores institucionales y sociales, potenciando la negociación y la participación de los trabajadores, sobre el cual impulsaremos una aprobación bipartidaria de nuestra ley de iniciativa popular para cambiar nuestro sistema productivo”.

“En la reunión, en la que participaron 50 jóvenes sindicalistas de la CISL que representan a todas las federaciones – afirmó el secretario general de la CISL Calabria, Tonino Russo, al abrir la mesa redonda – hablamos de competencias, legalidad, seguridad y participación. Cuatro pilares que sustentan y sustentan nuestra visión de un sindicato moderno, contractualista, participativo y reformista. Son válidos para el país, pero valen aún más en nuestra región, que sufre retrasos ancestrales. Una región de la que se han ido demasiados jóvenes, pedazos de generaciones: 162.000 en los últimos 20 años. A estos jóvenes se les ha negado el derecho a permanecer, vivir y trabajar en los lugares donde nacieron y vivieron. Y si hay un tema central para el cual palabras como crecimiento y desarrollo finalmente deben tener concreción, es precisamente el del derecho a permanecer. Creo que una de las tareas que tenemos el deber de realizar es la de contribuir cada día a romper el muro de la resignación que hace añicos las esperanzas y las ambiciones”.

A continuación, el secretario de la CISL de Calabria enumeró algunas cuestiones centrales: la mejora de la orientación escolar y universitaria; inversiones en el sector de la educación y la investigación, la lucha contra la pobreza educativa, el fortalecimiento de las habilidades digitales; formación continua de los empleados; un sistema de políticas laborales activas modernas y eficientes.

“Necesitamos una gran alianza para las competencias – afirmó – basada en la centralidad del aprendizaje permanente, como antídoto a cualquier forma de exclusión del mercado laboral”.

Así como la cuestión de la seguridad en el lugar de trabajo sigue siendo, lamentablemente, central para Russo: “Detengamos el rastro de sangre”, también lo es la campaña de asambleas y encuentros promovida por la CISL con el objetivo de curar una herida, garantizar la seguridad y la salud, el respeto de las normas , apuntar a la formación de RLs y trabajadores, aumentar los controles e inspectores. Si una huelga fuera suficiente para detener la masacre, la haríamos mañana. Concretamente, decimos que es necesario invertir en formación: un día de formación al mes sobre salud y seguridad en el trabajo que se financiará con el tesoro del Inail, para que los recursos destinados a la seguridad y no gastados no vayan a parar a un caldero general”.

Russo también dedicó un importante pasaje a los ecosistemas locales de innovación, “al proyecto TECK4YOU, segundo lugar en la licitación del PNRR, que reúne a las universidades de Calabria y Basílicata. Un proyecto que se basa en la capacidad de afrontar los retos del cambio climático, pero que representa sobre todo un método, un trabajo compartido entre las universidades de Calabria”.

Y, dirigiéndose al presidente Occhiuto, dijo: “¡Pedimos que el modelo de ecosistema de innovación local pueda convertirse en una buena práctica y pueda replicarse en todo el territorio, utilizando los recursos del nuevo ciclo de programación en esta dirección!.

En referencia al Pnrr, el secretario de CISL Calabria subrayó que “el plan Next Generation EU es el ejemplo de la Europa que queremos, una Europa que mira hacia la inclusión y el crecimiento, que no se deja aplastar por lógicas rigoristas, sólo por los equilibrios y las economías”. parámetros a respetar. Hasta la fecha, los datos del Open PNRR hablan de 10 mil millones para inversiones en las 6 misiones originales previstas por el plan, que se basarán en nuestra región. El PNRR fue creado sobre todo para alcanzar algunos objetivos transversales a las medidas, para incidir positivamente en las brechas de empleo juvenil y femenino y en las brechas digitales. No perdamos de vista estos objetivos. Desgraciadamente, en demasiados contratos vemos excepciones al 30% previsto de contratación de jóvenes y mujeres. Eso no es bueno. Distorsionemos el valor, el significado, la visión de Next Generation EU. Para la CISL es necesario partir del pacto social, de la corresponsabilidad, para reconstruir el país”.

PREV El delantero Iván Di Federico fichó
NEXT D’Aversa en Empoli, ahora Nicola en Cagliari. Y los diálogos con Luperto continúan