Palermo, basta de desperdicio con ingresos alimentarios

La ciudad se prepara para la prueba de la Renta Alimentaria: 2 millones de euros para crear una red de actividades de apoyo a los pobres. Concejal Pennino: “Oportunidad única para las cuestiones sociales”

PALERMO – El próximo evento ha sido anunciado por el Municipio activación del ingreso alimentarioun proyecto impulsado por el Ministerio de Trabajo y Políticas Sociales con el objetivo de conseguir una doble misión: por un lado reducción de desperdicios y, por otro lado, elasistencia concreta a las personas en situación de pobreza.

Ingresos alimentarios no sólo en Palermo

La medida en cuestión, que actualmente será sometida a una primera fase de prueba – no sólo en Palermo sino también en los municipios de Génova, Florencia y Nápoles – podrá contar con un fondo de experimentación que, para el año en curso, asciende a a más de 2 millones de euros. Montos asignados por el Estado con la Ley de Presupuesto aprobada en diciembre de 2022 y correspondientes al trienio 2023-2025.

Donación y distribución de productos alimenticios.

Se debe tener cuidado al utilizar la palabra “ingresos”, dado el significado comúnmente atribuido a este término. No se trata de un circuito basado en la provisión de dinero, sino en la donación y distribución de productos alimenticios y, en particular, de los llamados excedentes, claramente en los casos en que la calidad, higiene y seguridad de los bienes no se vean comprometidas. : vamos de suministros de alimentos no vendidoshacia Productos próximos a su fecha de caducidad.hasta bienes que no pueden comercializarse por defecto de embalaje.

Donación a familias y personas pobres

En cuanto a los beneficiarios, la donación de alimentos se realizará a familias y personas de escasos recursos, ya al cuidado de los servicios sociales de la zona de Palermo. Además, podrán ser destinatarios las personas identificadas y denunciadas por las asociaciones participantes, así como aquellas que, encontrándose en claro estado de necesidad, lo soliciten.

Los importes del fondo de experimentación se utilizarán como reembolso para los sujetos que operan en el sector alimentario y que participarán en la iniciativa, realizando las actividades necesarias para la implementación de la medida: la adquisición y transporte de los productos, su embalaje y finalmente entrega.

La concreción y la capacidad de satisfacer múltiples necesidades son los valores que encuentran expresión en este proyecto, según se desprende de las palabras delconcejal de actividades sociales del Municipio de Palermo, Rosi Penninoquien afirma: “Esta es una medida que realmente apunta a producir algo concreto en el contexto de la asistencia a aquellos grupos sociales desfavorecidos, proporcionándoles las necesidades básicas fundamentales para su sustento. El doble valor de reducir el desperdicio y, al mismo tiempo, enviar alimentos a quienes más los necesitan representa una oportunidad única para el uso virtuoso de los fondos en el sector social”.

Respecto al inicio de la experimentación, el concejal Pennino declara: “La fecha límite para la presentación de solicitudes por los interesados ​​en el proyecto se ha ampliado hasta el 6 de mayo. Luego de una fase de evaluación de las solicitudes recibidas, se podrá iniciar el proceso de planificación que garantizará la medición de los ingresos alimentarios.”

“La elección hecha en Palermo – añade Pennino – ciertamente ha tenido un impacto muy positivo en todas las partes implicadas. Para los operadores del sector alimentario y los organismos del tercer sector, existe la posibilidad de reducir el desperdicio y, en consecuencia, las pérdidas de alimentos no vendidos. Por lo tanto, esperamos una respuesta positiva en términos de participación y adhesión al proyecto del Ministerio.”

Ingresos alimentarios contra la pobreza

Por lo tanto, el ingreso alimentario puede verse como una reacción importante a fenómeno de la pobreza que afecta al territorio, pero (con perspectivas de ser sistematizado) puede impactar en problemas que se extienden a todo el territorio nacional. En el frente de la pobreza, las cifras relativas a nuestro país son todo menos alentadoras. Según el informe publicado por la organización ActionAid, en Italia 6 millones de personas se encuentran en condiciones de pobreza alimentaria, 600.000 de ellas en Sicilia.

Un panorama igualmente negativo surge sobre la otra cuestión relativa a los ingresos alimentarios, la de la lucha contra el despilfarro de recursos. En Sicilia, entre el desperdicio que se produce en los contextos familiares y el que se produce en las actividades económicas, se estima que cada año se pierden alrededor de 400 mil toneladas de alimentos.

PREV Lucca, Lucca Clásica, 24-25/04/2024
NEXT Ferrarelle está contratando en Campania: el enlace para postularse