Luces en la ciudad: una Matilde Serao inédita protagonista del libro de Massimiliano Virgilio

Es más o menos conocido que Matilde Serao, escritora y periodista, era una persona de extraordinario talento y temperamento, la primera mujer que fundó y dirigió un periódico en Italia. Menos conocida es la valentía de la autora de obras maestras como “El vientre de Nápoles”, que la llevó, por ejemplo, a ser la primera periodista en viajar sola a Palestina. Y su audacia para la época, que la vio dar a luz a una hija, Lenora, fuera de su matrimonio con Eduardo Scaroglio, un hombre al que estaba ligada pero del que siempre había querido emanciparse.

Es en estos aspectos nuevos y ciertamente alternativos de la vida y la personalidad de Matilde Serao en los que centramos nuestra atención. Maximiliano Virgilio con “Luces en la ciudad. Una investigación para Matilde Serao”. La nueva novela (publicada por Feltrinelli) del escritor y guionista napolitano transforma a “Matildella” en una detective que se enfrenta a las luces y sombras de una Nápoles que está a punto de vender su alma. Para conocer de cerca a “la dama”, la cita es para Viernes 21 de junio en el Feltrinelli di Plaza de los Mártires, que, a las 18 horas, acogerá el diálogo entre el autor e Isabella Pedicini. Mientras tanto, Virgilio revela algunos antecedentes y anuncia que su novela “El tiempo de las estrellas”, dedicada al tema de la paternidad, pronto se convertirá en un espectáculo de teatro y una película.

Matilde Serao siempre ha sido un personaje de gran fascinación. Esposa de Scaroglio, primera mujer que fundó y dirigió un periódico en nuestro país, muchos han hablado de la “dama” del periodismo italiano. ¿Para ti fue amor a primera vista?

Mi amor por Matilde Serao nació en la secundaria. No estoy seguro de por qué elegí analizar “El vientre de Nápoles” durante las vacaciones de verano y luego entregar el informe del libro capítulo por capítulo en septiembre, como se hizo en su momento. Me llamó mucho la atención el elemento pintoresco de su escritura, pero sabía poco sobre esta mujer extraordinaria. Con el tiempo, sobre todo en la universidad, gracias también a encuentros como el de Raffaele Giglio, que fue uno de sus grandes estudiosos, lo encontré de nuevo en mi camino. Hasta que, hace algún tiempo, recuperé un libro raro de la hemeroteca Tucci de Nápoles, que arrojó luz sobre aspectos inéditos de su vida. Inspirado por estos nuevos descubrimientos, comencé a escribir sobre ellos.

¿Qué descubrió?

Que tenía una hija, Lenora, que por una datación incorrecta había sido atribuida a una época anterior, mientras que Matilde la había tenido fuera del matrimonio. Lo que también lo demuestra su ausencia del diario durante 18 meses, el momento de su embarazo e incluso después. Pensamos en lo que podría significar una fuerza revolucionaria como esta a finales del siglo XIX, pero sobre todo este hecho nos retrata a Matilde no como la mujer que sufrió pasivamente la traición, y se sabe que Scaroglio fue un gran amante. Pero también traicionó. Ella era una mujer de poder.

Pero la historia, en cierto momento, se vuelve amarilla.

Sí, Matilde entra en las historias, las mismas, en realidad, que cuenta en el libro “Il Beltre di Napoli”. Se trata de un asesinato, en el contexto de esta Nápoles de finales del siglo XIX que resiste al cólera. En ese contexto, disfruté imaginándola recorriendo sus propias historias, convirtiéndose en protagonista.

En cierto momento, Matilde Serao intenta emanciparse de Edoardo Scaroglio y de quienes quieren cortarle las alas como periodista de investigación. ¿Cree que las mujeres, en particular los periodistas, todavía sufren esta brecha en comparación con sus colegas masculinos?

Sí y también es evidente, pero esto en general. Sin embargo, pensemos en los avances que se han dado, Matilde tuvo que firmar sus contratos de trabajo en presencia de su marido. Por supuesto, todavía queda mucho por hacer, pero también es cierto que ahora hay muchos profesionales reconocidos en el periodismo de investigación, pienso, en particular, en las mujeres que hoy nos cuentan cada día lo que sucede en territorios en guerra. Es una mirada, la femenina, la que se necesita, el aporte de los periodistas es verdaderamente enorme. Por cierto, también en esto Matilde se adelantó a su tiempo: tuvo el coraje de emprender un viaje sola a Palestina.

Además de la gira de presentación de “Luci sulla città”, ¿estáis trabajando en algo más en este momento?

Sí, estoy adaptando mi novela anterior, “El tiempo de las estrellas” al teatro y al cine. La función está prevista para marzo de 2025 en el Teatro Mercadante, ya existe un proyecto cinematográfico para el cine. Me gustaría señalar que en ambos casos trabajaré con una mujer, porque quiero abordar el tema de la maternidad y la paternidad desde ambos puntos de vista.

EL LIBRO

Nápoles, finales del siglo XIX. Cuando los engranajes de la prensa rotativa traquetean, significa que va a imprimir.

El corazón palpitante del diario es Matilde Serao, para todos: ‘señora. Bajo su control están un impresor demasiado aficionado al juego y un redactor jefe que tiene la ingrata tarea de mediar entre ella y su marido, el director Edoardo Scaroglio. Con Edoardo, de hecho, la relación se tambalea tanto a nivel sentimental como editorial: para él “Matildella” debería favorecer los artículos sobre cultura o costumbres, y dejar de lado las investigaciones de campo. Una opinión completamente diferente la tiene Eleonora Duse, gran amiga y actriz de “Divine”, que a menudo le reprocha y la insta a emanciparse de las exigencias de su marido.

Ahora, sin embargo, no hay tiempo para riñas amorosas y confidencias: la profesión llama. El cuerpo de un socialista fue encontrado en un callejón: en torno al asesinato se enredan oscuras tramas y, además, para Matilde, esa muerte también es un asunto privado. Mientras las autoridades parecen seguir pistas falsas o sesgadas, la dama tendrá que adentrarse en los barrios marginales que el gobierno quiere demoler -entre especuladores sin escrúpulos y desafortunados que se endeudan gracias a la lotería ilegal- para revelar el misterio detrás del crimen.

Con un estilo refinado que entrelaza novela popular y comedia policíaca, Massimiliano Virgilio acerca a los lectores la increíble figura de Matilde Serao, la primera mujer que fundó y dirigió un periódico en Italia, transformándola en una historia policíaca sobre las luces y sombras de una Nápoles. quien está a punto de vender su alma. Porque cuando los intereses de unos pocos socavan el bien de muchos, el imperativo siempre sigue siendo uno solo: decir la verdad.

EL AUTOR

Massimiliano Virgilio nació en Nápoles en 1979. Ha publicado mas malo que nada (Rizzoli, 2008), Porno todos los días. Viaje a los cuerpos de Nápoles (Laterza, 2009), amueblo mi casa y luego me ahorco (Rizzoli, 2014) mi El americano (Rizzoli, 2017), las criaturas (Rizzoli, 2020), El tiempo de las estrellas (Rizzoli, 2023).

Autor: maria nocerino

Socióloga y periodista profesional, se especializa en periodismo social. Colaboró ​​con la agencia de prensa Redattore Sociale y con el periódico Roma para las páginas de Cronaca. Colabora con la revista Comunicare Il Sociale.

Fijarlo

NEXT “Cómo nacen una amistad y un poeta”, un libro de Savino Dimiccoli