Somos leyenda, serie de televisión: Emanuele Di Stefano

Somos leyenda, serie de televisión: Emanuele Di Stefano
Somos leyenda, serie de televisión: Emanuele Di Stefano

PAGarte en Rai 2 la serie de televisión Somos leyendaen el cual Emanuele Di Stéfano interpreta el papel de Massimo, el adolescente destinado a convertirse en el líder de un grupo de jóvenes con superpoderes. Hablamos de ello con él.

Emanuele Di Stéfano él es el joven protagonista de la serie de televisión. Somos leyenda, emitido a partir del 22 de noviembre en Rai 2 y a partir del día siguiente en Prime Video. Coproducción Rai Fiction y Fabula Pictures en colaboración con Prime Video, Somos leyenda está dirigida por Carmine Elia, directora de las dos primeras temporadas del fenómeno Mare Fuori, y cuenta con un reparto compuesto por Claudia Pandolfi, Antonia Liskova, Nicolas Pausas, Giacomo Giorgio, Beatrice Vendramin, Giulio Pranno, Margherita Aresti, Sofya Gershevich, Valentina Almohada romaní y lino. Con ellos, también Milo Roussel, Giulia Lin, Pia Lanciotti, Gaetano Bruno, Ettore Bassi, Alessandro Rovini, Marta Giovannozzi, Antonio Gerardi, Raffaella Rea y Maurizio Aiello.

En la historia que cuenta la serie de televisión. Somos leyenda, a partir de una historia de Valerio D’Annunzio y Paolo Terracciano, cuenta la historia de las cinco adolescencias difíciles de otros tantos niños cuyos poderes extraordinarios están arraigados en sus miedos y deseos más profundos, capaces de cambiar sus vidas. En lo que es a todos los efectos una historia sobre la mayoría de edad en la que los superpoderes se convierten en una metáfora de las dificultades que los adolescentes deben afrontar, Emanuele Di Stéfano Él es Massimo, el clásico chico que, muy inteligente, consigue ir bien en el colegio sin estudiar.

Encerrado en sí mismo y tímido, Massimo tiene todas las características de ser genial pero no es consciente de ello. Su mayor problema es la supresión de la ira inducida por su madre que, de buena fe, siempre le ha instigado a dar un paso atrás, a bajar la cabeza. Y es la muerte de su madre la que marca un punto de no retorno en el viaje de Massimo, cada vez más turbulento y complicado, también por la relación conflictiva con la tía a la que está confiado (la siempre extraordinaria Claudia Pandolfi). Al darse cuenta del poder que tienen sus manos, Massimo quedará fascinado por ellas, utilizándolas para tener una especie de venganza antes de comprender cuál es su verdadero camino.

Y el de Massimo en la serie de televisión. Somos leyenda es el primer gran papel de Emanuele Di Stefano, un jovencísimo actor que creció en la compañía TNT de Barbara Chiesa (formador y actriz recién visto en todavía hay mañana) y con participación en series de televisión como Cuerpo libre Y Rómulo 2 y a películas como El hilo invisibleLa escuela católica y Sequía. Di Massimo pero no solo, tuvimos la oportunidad de hablar con Emanuele Di Stefano después de la presentación de la serie de televisión en Lucca Comics and Games.

Emanuele Di Stéfano en la serie de televisión Somos leyenda.

Entrevista exclusiva con Emanuele Di Stefano

¿Quién es Massimo, el personaje que interpretas en la serie de televisión? Somos leyenda?

Massimo es un niño que pierde a su madre al comienzo de la serie. Su madre es quien siempre le aconsejó, en momentos de tensión o conflicto, que bajara la cabeza, no se adelantara y dejara pasar las cosas. En el momento en que la pierde, Massimo también pierde esta conciencia y sus enseñanzas, encontrándose buscando una manera de resolver las situaciones que vivirá o que creará por sí mismo.

Uno de los rasgos que caracteriza a Massimo es ese enfado típico de quien está viviendo el momento de transición de la adolescencia a la edad adulta. En él, la ira también se manifiesta físicamente a través de sus manos que literalmente se incendian. En tu caso, sin embargo, ¿cómo gestionas la ira? ¿A qué invocaste para escenificar toda su ira?

No soy una persona muy enojada. No sucede fácilmente que sienta una ira similar a la de Massimo, por eso trabajé mucho para poner en escena algo que nunca he desarrollado particularmente en mi trayectoria vital. Avancé gracias a los medios que tenía a mi disposición: la orientación del director y la comprensión del guión. No seguí un método determinado.

En la silla de dirección estaba Carmine Elia, que nos familiarizó gratamente con la historia del mundo juvenil. ¿Qué indicaciones le dio, por ejemplo, para las escenas en las que las manos de Massimo se incendian, efecto claramente añadido en la posproducción? ¿Qué tan difícil fue para ti imaginar algo que no estaba físicamente allí?

En el set nos las arreglamos con lo que teníamos disponible. En el caso de las manos, teníamos LEDs conectados a unas pilas que llevaba montadas y que una vez encendidas emitían una luz roja que me resultó de especial ayuda. Necesitaba algo concreto, por así decirlo, en qué apoyarme: empezar de cero, de la nada, habría complicado aún más todo. Las instrucciones que recibí fueron simples: abre las manos y mírate las manos. La mayor parte del trabajo con Carmine fue, en todo caso, a nivel emocional, sobre la conciencia y la no conciencia de lo que estaba sucediendo.

Estás en tus primeras experiencias como actor y te encuentras en el caso de la serie de televisión. Somos leyenda tener el peso de ser uno de los protagonistas sobre sus hombros. ¿Qué efecto tuvo en ti volver a verte?

Por un lado, fue divertido. Por otro lado, sin embargo, estuve atenta a cada detalle y detalle para entender si había hecho un buen trabajo: te ves a ti mismo y a tu rostro proyectados en situaciones que no te corresponden y actúas de manera diferente a cómo lo hubieras hecho. incluso tomando decisiones que jamás hubieras tomado en tu vida. En este caso, entiendes que actor y personaje no son lo mismo y que no se pueden ser ambos al mismo tiempo.

Massimo, como explicaste, pierde a su madre durante el primer episodio. Para un niño, la pérdida de un progenitor (en su caso, el único) significa también asumir la responsabilidad de ser adulto. Aún no has experimentado las emociones de la separación: ¿cómo conseguiste ponerla en escena?

Nos centramos más en la pérdida que en la separación. El desapego es un proceso gradual que se completa cuando poco a poco tomas conciencia de lo que ha sucedido. A Massimo casi le han robado la madre, por lo que no sabe cómo comportarse: al principio, ante él sólo hay perdición y lo desconocido.

Al afrontar el paso de la adolescencia a la edad adulta, los protagonistas de la serie de televisión Somos leyendas se enfrentan a sueños, ambiciones, dolores y derrotas. ¿Cuál es tu mayor sueño en este momento?

Cómprame algo. Después de haber tenido un rápido impulso en el crecimiento desde el punto de vista laboral, resultó en una cierta independencia económica: también me gustaría alcanzar una cierta independencia total.

¿Y qué te asusta en cambio?

Hay muchas cosas que me asustan, no sé cuál elegir. Sin embargo, no tengo miedo de crecer: en ese caso, aprecio mucho lo que tengo miedo. En la rueda de prensa, Carmine Elia explicó cómo la vida de cada persona está marcada por dos grandes traumas: el primero se relaciona con el momento en el que nacemos mientras que el segundo está asociado a esa fase en la que pasamos de la adolescencia a la edad adulta porque Es en ese momento que empezamos a hacernos preguntas y buscar respuestas. Bueno, lo que espero que nunca me pase es dejar de hacer preguntas y buscar respuestas.

Llegaste a actuar casi por accidente. Y el gran mérito es de Barbara Chiesa. ¿Qué consejo te dio antes de lanzarte a la aventura de Somos leyenda?

Bárbara no era mi entrenadora: todavía lo es. Sigo asistiendo a su escuela y junto con ella trabajé mucho en la caracterización del personaje de Massimo y en el hecho de que estaba dotado de superpoderes. Intentamos imaginar qué efecto tendría en su cuerpo y su físico el hecho de que sus manos se incendiaran, centrándonos en la fatiga, cómo se siente después de realizar un determinado esfuerzo o cuáles podrían ser los efectos de la degradación por el calor constante.

Al principio, cuando llegó el guion, nos preguntábamos por qué realizaba determinadas acciones o reaccionaba de una manera y no de otra y qué reacciones generaba su comportamiento en su inconsciente, en su mente y en sus entrañas. Luego, también trabajamos el cuerpo: es una extensión fundamental del actor, no trabajamos solo con la voz o el rostro.

La ira de Massimo se desata ante las injusticias de las que es víctima o testigo. ¿Cuál es la injusticia que más no soportas, Emanuele, mirando a tu alrededor?

Agresión, incorrección y falta de sinceridad. No soporto que alguien, al poner su vida en primer plano, socave o influya negativamente en la vida de los demás.

¿Tienes miedo del éxito o la fama que podría derivar de Somos leyenda? ¿Estás posiblemente listo para gestionarlos?

Primero veremos cuál será el resultado y luego entenderemos cómo comportarnos. Todos estamos comprometidos a que la serie sea capaz de comunicar no sólo con los jóvenes sino también con los adultos: esperamos que así sea. El resto se verá más adelante.

¿Qué te dio el conjunto? Somos leyenda ¿En comparación con otras producciones en las que habías participado?

We Are Legend literalmente me hizo empezar de nuevo. Destruyó todas mis certezas y tuve que encontrar la fuerza y ​​la manera de reconstruirme mejor. Al menos eso espero, no significa que haya terminado el trabajo. No hablo sólo a nivel emocional sino también a nivel laboral y legislativo.

Como la historia contada también fue muy dramática, fue para mí un gran campo de entrenamiento: las emociones de Massimo son fuertes y numerosas. Es un personaje que vive todo de forma exagerada, tanto lo positivo como lo negativo. Espero que sea un campo de entrenamiento que me sirva en el futuro para adentrarme más inmediatamente en cierto tipo de emociones.

¿Qué conjunto fue? Había muchos de ustedes muy jóvenes y varios actores experimentados.

Me llevé muy bien tanto con jóvenes como con adultos. Nunca hubo situaciones en las que alguien ascendiera a un nivel laboral superior: todos trabajábamos juntos y hacia el mismo resultado. Nunca ha faltado comunicación, sólo para mantenernos dentro de los temas de la serie de televisión, entre actores infantiles y actores adultos.

A nivel personal, ¿tienes la percepción de que los adultos te entienden o que tú les entiendes a ellos?

Creo que respondí más preguntas de las que respondió Massimo. Creo que estoy en un nivel de crecimiento mayor, eso espero. Una vez que has adquirido los medios para poder explicar lo que quieres y entender lo que quieren los demás, la falta de comunicación ya no es un problema. Entendí que depende de nosotros mismos y del diálogo que encontremos con nosotros mismos.

Hablando de gente muy joven con la que trabajaste en el set de la serie de televisión. Somos leyenda: ¿Con quién te conectaste más?

Giulio Pranno, que interpreta a Marco, fue de gran ayuda para mí. Cuando estaba destrozada, él me ayudó a reconstruirme y a juntar las piezas. Gracias a él aprendí que lo más importante es escuchar a la persona adecuada.

Somos leyenda: Fotos de la serie de TV



1/20

2/20

3/20

4/20

5/20

6/20

7/20

8/20

9/20

10/20

11/20

12/20

13/20

14/20

15/20

16/20

17/20

18/20

19/20

20/20

Suscríbete a nuestro canal de WhatsApp!

NEXT Tumbas romanas y hallazgos, hoy visitas a la obra.