”no dejes de aprender y de tener curiosidad” –

“Especialízate: no dejes de aprender y de tener curiosidad. Construir un mundo en el que sean dueños los bellos y los buenos, lejos de la esclavitud de las guerras y de la inmoralidad, de las torturas que sabemos infligir en nuestro tiempo”, afirmó Mons. Antonino Raspanti, obispo de Acireale y presidente de la Conferencia Episcopal de Sicilia (Cesi) dirigiéndose a los más de 46.000 jóvenes estudiantes sicilianos que mañana afrontarán el primer examen final.

“Queridos muchachos, mañana comienza para ustedes el último tramo de un camino que ciertamente les pareció cuesta arriba, pero que estoy seguro les reservará un hermoso panorama de un futuro que podrán construir a la altura de sus sueños” afirma el obispo confiando su mensaje al Señor.

Monseñor Raspanti, que dice estar al lado de los jóvenes con oración y aliento, anima además: “el examen final es para vosotros un momento para hacer una síntesis, para entenderse mejor a vosotros mismos también a la luz de todo lo que habéis aprendido hasta ahora. Sed constructores valientes, conscientes, libres y transparentes. Que el compromiso que os acompañó durante estos años de bachillerato sea el mismo y, si es posible, aún mayor en el camino de vuestra vida. La sabiduría impregna la vida y educa la personalidad: todo lo que habéis aprendido en estos años os ayuda a construir el futuro de forma consciente y valiente”.

El prelado siciliano se dirige también a los profesores que “viven el examen final como un momento de comparación entre su trabajo y su enseñanza: estoy seguro – subraya – de que su tarea es extremadamente difícil, ya que formar a las nuevas generaciones es un desafío difícil y a menudo ingrato”. En cambio, todos debemos agradecerles el compromiso y la dedicación que permite que su trabajo siente las bases de una sociedad mejor”.

“Queridos jóvenes – concluye el prelado – sed protagonistas de un futuro que puede y debe estar a la altura de todo lo más bello que podáis desear”.

La diócesis de Acireale, con vistas a la graduación de la escuela secundaria, ya había promovido, el 30 de mayo, una fiesta dedicada a los graduados de la escuela secundaria y fuertemente apoyada por Mons. Raspanti. En aquella ocasión, más de 800 bolígrafos bendecidos fueron entregados por el Servicio de Pastoral Juvenil a los estudiantes presentes.

PREV Desfile de viejos y recién llegados en Tamagnini
NEXT VICTORIA DE GIALLOVERDE EN LA MADONNA DEL SOCCORSO PALIO