Caserta, el pacto para dividir los contratos públicos: tormenta en el Municipio

Caserta, el pacto para dividir los contratos públicos: tormenta en el Municipio
Caserta, el pacto para dividir los contratos públicos: tormenta en el Municipio

Caserta

Un pacto para dividir las obras públicas encomendadas por el Ayuntamiento de Caserta, pero también un claro conflicto de intereses entre lo público y lo privado que ve de fondo el intercambio de votos: en esto se basa la investigación de la Fiscalía de Santa Maria Capua Vetere y de los Carabinieri de la unidad de investigación de la capital, que esta mañana llevaron a la detención domiciliaria al concejal Massimiliano Marzo, también propietario de una empresa constructora con sede en Caserta, a los gerentes, Franco Biondi y Giovanni Natale, que fueron en servicio desde hace muchos años, el empleado municipal Giuseppe Porfidia y el empresario Gioacchino Rivetti.

Las acusaciones impugnadas por la Fiscalía (fiscal Pierpaolo Bruni y fiscal adjunto Carmine Renzulli) y confirmadas por la jueza de instrucción Daniela Vecchiarelli en la orden de prisión preventiva notificada a los sospechosos, están relacionadas de diversas formas con corrupción y falsificación de documentos públicos. La investigación provocó un verdadero terremoto en Caserta, después del de 2021, cuando otros responsables municipales fueron detenidos por un asunto de licitaciones de residuos amañadas y se investigó al alcalde Carlo Marino, que dentro de unas semanas – el 9 de julio – se enfrentará a la proceso resultante como acusado en el tribunal de Santa Maria Capua Vetere. En la investigación de hoy, entre los investigados se encuentran el otro administrador municipal, Luigi Vitelli, y, sobre todo, el teniente de alcalde Emiliano Casale, responsable del intercambio de votos en relación con las elecciones municipales de 2021 que llevaron a la confirmación de Marino. Según la Fiscalía, Casale habría pedido el voto al empresario Gennaro Rondinone (investigado) en octubre de 2021, prometiéndole a cambio de la cesión de las obras, lo que luego ocurrió dado que en septiembre de 2022 Rondinone fue asignado por el concejal Marzo. , y por mandato de Casale, las obras de la escuela infantil estatal de la aldea de Santa Bárbara. Según el juez de instrucción, la actividad de investigación reveló “un escenario alarmante de gestión privada de recursos públicos también a través de prácticas corruptas”. Destacando también la “terquedad y falta de escrúpulos de los sospechosos que, por las diferentes calificaciones que ostentaban, obtuvieron la satisfacción de intereses privados”. La medida cautelar ejecutada hoy representa el epílogo de una actividad de investigación iniciada en 2022, coordinada por la Fiscalía y los Carabinieri de la Unidad de Investigación de Caserta e identificada – en la fase de instrucción preliminar – “un cuadro caracterizado por una conducta delictiva que han alterado o perturbado el desarrollo normal y legal de las obras públicas del Municipio de Caserta”.

La reacción del alcalde Carlo Marino

“Confiamos plenamente en el trabajo del poder judicial y de la policía. Al mismo tiempo, esperamos que las personas implicadas en la investigación, que se refiere a episodios individuales, puedan aclarar su posición lo antes posible”, afirmó el alcalde de Caserta. Carlos Marino. “El trabajo de la Administración – añadió el alcalde – continúa con regularidad, garantizamos la plena continuidad administrativa. Las delegaciones de los directivos implicados se atribuirán temporalmente a los demás directivos en servicio y al secretario general. Les recuerdo que el “Los episodios mencionados por los jefes de acusación se refieren a hechos ocurridos antes de julio de 2023, mes en el que promulgué los nuevos decretos que asignan delegaciones a los directivos, aplicando la ley anticorrupción”.

PREV El vehículo acaba en el canal, dos muertos en Ferrara
NEXT Cien mil caballos para Milán, el libro de Andrea Cannata en la biblioteca de Varese