Rávena, la dama del Festival Cristina Muti: «Escuchando a las nuevas generaciones»

Rávena, la dama del Festival Cristina Muti: «Escuchando a las nuevas generaciones»
Rávena, la dama del Festival Cristina Muti: «Escuchando a las nuevas generaciones»
Elena Nencini
Nos ha acostumbrado a oscilar entre la magia de las religiones con «Voces en oración», y «Vísperas en San Vitale», pasando por diferentes lugares para realizar espectáculos como «Música sin barreras» hasta los conciertos en los jardines «A las 7 de la tarde». velada»: Cristina Mazzavillani Muti ha sido la Dama del Festival en sus formas más experimentales y eclécticas, y continúa lanzando ideas e inspiraciones.
Así nació la «Llamada a las artes», cuatro días, del 17 al 20 de junio, dentro de la programación del Festival de Rávena, en los que más de 130 jóvenes, de hasta 25 años, presentarán sus propuestas en el Museo Classis con conciertos, encuentros, instalaciones, exposiciones y talleres. Entre los invitados al evento Valerio Magrelli, la Filarmonica Toscanini, la Orquesta Cherubini, Teatri 35, Tito Ceccherini, Marco Angius, Michele, Davide Bardi, Valerio Sannicandro, Nicolò Tuccia, Samuele Telari. Además, del 15 al 20 de junio, el taller gratuito de bordado con la joven artista Hagar Keshk. Dietr. La dirección artística de la exposición estuvo a cargo de Michele Marco Rossi y Anna Leonardi, como explica Cristina Muti.
Muti, ¿cómo surgió la idea de un «Llamado a las artes»?
«El Llamado a las Artes es la nueva etapa de un camino que comenzó hace casi treinta años: era 1995 cuando invité a jóvenes cantantes, directores, escenógrafos y músicos a competir con el Orfeo de Monteverdi. Esta interacción creativa con el lenguaje de la ópera también ha caracterizado proyectos vinculados a la Trilogía de Otoño como Verdi Web o Bohemian Focus, concebidos para acercar a escritores, fotógrafos y videógrafos en ciernes a la experiencia del teatro musical, mientras que entre 2017 y 2019 inauguré el puertas del Teatro Alighieri a las energías creativas de Romaña, de 8 a 18 años, con audiciones sin límites de género o temática. Para mí se trata de escuchar a la nueva generación, sin prejuicios y sin pretensiones de dar lecciones, pero con la certeza de que ignorar el mundo creativo de los más jóvenes, sin investigar su belleza y profundidad, su urgencia y necesidad, sería una pecado imperdonable. Sobre todo porque las artes pueden y deben ser un momento de compartir que aumente el sentido de hermandad e igualdad entre los jóvenes. Y Classis, con su futurista ola de lapislázuli que se eleva hacia la fábrica de azúcar – una escalera al cielo, una escalera hacia el cielo – puede convertirse en una auténtica “fábrica de arte”, gracias también al entusiasmo con el que Francesca Masi, directora de RavennAntica, Damos la bienvenida a este proyecto.”
¿Por qué elegiste a Marco Rossi y Anna Leonardi para la dirección artística?
«Para ser coherentes con el espíritu de una convocatoria que quiere ofrecer a jóvenes y muy jóvenes el espacio y el tiempo para experimentar el arte y compartirlo, confiar la dirección artística a dos jóvenes músicos fue una elección natural. Entre los violonchelistas de su generación, Michele Marco Rossi es quizás el más apreciado por los compositores contemporáneos y recibió el Premio Abbiati en 2022 por la grabación de las Obras para violonchelo de Ivan Fedele, mientras que Anna Leonardi fue oboísta en la Joven Orquesta Luigi Cherubini y hoy Trabaja como gestora cultural. Juntos podrán infundir un espíritu contemporáneo al programa de estos cuatro días”.

La directora artística Anna Leonardi: «Una llamada que devuelvo»
La dirección artística del «Llamado a las artes» estuvo a cargo de Michele Marco Rossi y Anna Leonardi, que llegaron al Festival de Rávena gracias a la Orquesta Cherubini dirigida por Riccardo Muti. Leonardi es músico, toca el oboe y el corno inglés y ha trabajado con las orquestas más importantes de Italia y del extranjero. Su interés por la gestión musical la llevó a fundar el Festival de Orvieto y la Orquesta Calamani de la que es directora artística. Recientemente fue nombrada directora de publicaciones de SZ Sugar (grupo Sugarmusic). En este nuevo experimento con Cristina Muti, Leonardi se mostró abrumado por la energía liberada: «Cristina es un verdadero volcán, en este viaje del “Llamado a las Artes” no sabemos a dónde llegaremos, pero algo grande llegará. Se activó un mecanismo de confianza por parte de Cristina hacia nosotros y de ahí una confianza muy grande hacia los jóvenes. Participaron más de 130 menores de 25 años: no esperábamos tal respuesta, Cristina realmente había hecho todo lo posible. Hubo una respuesta increíble, tal oleada de energía y compromiso que no pudimos dejar nada de eso fuera. Con sus tiendas llegarán al museo Classis y espero con entusiasmo lo que surja del encuentro entre estos jóvenes artistas.” La propia Leonardi se mostró sorprendida tanto por la respuesta como por el compromiso de estos jóvenes: «Me sorprendió cuánto trabajaron los niños y niñas para enviar su participación, un trabajo refinado, profundo, un fuerte deseo de expresarse. En el pasado yo también pensaba que los jóvenes eran vagos, un poco vagos, pero no es así en absoluto. Este proyecto me hizo cambiar de opinión, quienes participan tienen dentro un deseo de expresarse que es realmente sorprendente: escriben textos, componen música, videos, poemas, hay un gran compromiso. Pasamos de la música clásica al rap, del trap a la poesía. será una verdadera contaminación.” Al fin y al cabo, Leonardi concluye el encuentro con el maestro Muti hace diez años: «Fue fundamental para mi carrera: cuando entré en Cherubini, no podía respirar, no podía levantar la vista del atril por miedo. Con el paso de los años se ha convertido en una relación maravillosa de hacer música juntos con una complicidad que siempre llevaré en el corazón. No esperas que un director de ese calibre pueda darlo todo, la experiencia con Cherubini fue una verdadera vocación, es lo mejor que he hecho. Ahora es un verdadero privilegio devolver la llamada a otros jóvenes”. Finalmente, para Leonardi el museo Classis es: «El lugar perfecto. Un museo particular que nació como fábrica y vuelve a producir arte. Creo que podría ser un primer experimento que dejará una huella, un ejemplo para muchos.” (e.nen.)

El taller de bordado es gratuito previa inscripción y abierto a todos.
Información e inscripciones: [email protected]
La entrada a los actos es gratuita, desde las 10 de la mañana hasta los conciertos de la tarde (estos con reserva previa).
El programa en www.ravennafestival.org

PREV “Un libro y un café”. En Aprilia la derecha no gubernamental insiste en la cultura
NEXT Elecciones en Gela y datos de listas oficiales, sin cambios: aquí está el mapa de posibles escaños en el ayuntamiento