Nápoles, el pirata que atropelló a Sara Romano ante el juez: «Iba a cien por hora»

Nápoles, el pirata que atropelló a Sara Romano ante el juez: «Iba a cien por hora»
Nápoles, el pirata que atropelló a Sara Romano ante el juez: «Iba a cien por hora»

Intentó aclarar lo sucedido en esos pocos momentos. Y admitió que estaba «conduciendo un modelo de coche, un SUV, que nunca en su vida había conducido un vehículo que viajaba a una velocidad de cien kilómetros por hora.”

El doble de lo permitido, para un joven inexperto de 21 años, rara vez al volante, que no dudó en pisar el acelerador. Este es el punto central del interrogatorio formulado por Marco Coppolaresponsable del asesinato del joven de 21 años Sara Romano, en la madrugada del 5 de mayo. Una mala historia, otra más, que confirma la necesidad de intervenir en el ámbito de los accidentes de tráfico. Fue el pasado cinco de mayo, alrededor de las seis y veinte de la mañana, en la calle Católica en Bagnoli. En la carretera ancha, siempre denunciada como de riesgo por la alta velocidad, la muerte alcanza los cien kilómetros por hora. Y tiene cara de Marco Coppolaque conduce un vehículo grande y deportivo, de esos que requieren especial habilidad al volante.

La historia es conocida: el SUV arrasa Sara Romano, una chica que pasó la noche en una discoteca con sus amigas y que momentáneamente se bajó del auto para tomar el volante que le dejó su amiga, evidentemente cansada de conducir. Un homicidio en carretera en todos los sentidos, como se desprende del hecho de que inmediatamente después de atropellar a Sara, Marco Coppola piensa en salir corriendo, en alejarse, en un intento de escapar. Una fuga en toda regla, la acción de un conductor que se da a la fuga, que será detenido tras intentar durante unas horas borrar sus huellas. Esto se desprende de la medida cautelar firmada por el juez de instrucción María Luisa Miranda.durante la investigación que adelanta el fiscal Falconio. Partimos de un hecho.

Inmediatamente después del accidente, Coppola desapareció, se alejó, hasta el punto de incluso mentirle a su padre: “No estoy aquí”, dice tras ser contactado por teléfono de sus padres. Pero tratemos de entrar en el fondo de la historia que dejó constancia del sospechoso, una vez ante la jueza de instrucción María Luisa Miranda. Defendido por el penalista Gaetano Inserra, Coppola reconstruyó las horas inmediatamente anteriores a la muerte de Sara: «Había alquilado un todoterreno de 400 euros sólo para el fin de semana.porque quería estar con mi familia y, en particular, hacer las paces con mi esposa, con quien a menudo tengo relaciones conflictivas.

Durante la noche salí con un amigo, estaba en el auto. Era la primera vez que conducía un SUV, tengo el permiso desde hace un par de años, nunca he tenido mi propio auto, sólo conducía de vez en cuando. Era la primera vez que conducía ese modelo de coche”. Luego una valoración personal: «Iba a cien kilómetros por hora, recuerdo que cuando golpeé a esa persona no me detuve, porque temía una reacción de los familiares de la mujer que quedó en el suelo». Una confesión que confirma un par de hechos: en la madrugada del 5 de mayo, el fatal accidente fue provocado en gran medida por la velocidad del conductor del todoterreno; Rosa no fue rescatada.

Los exámenes

Ahora estamos a la espera de los resultados de la prueba realizada al sospechoso. Desde el principio, Coppola dio negativo en alcohol. No había bebido alcohol, afirma no haber consumido sustancias estupefacientes (se esperan los resultados de las pruebas), en una investigación que culminó hace unos días con el propio Coppola esposado. Fue detenido, acabó en prisión, enfrentado a una conducta doblemente grave: la total falta de atención a la dignidad de los demás, circulando a gran velocidad por las calles de un populoso barrio y además conduciendo un coche que no era de su propiedad. familiaridad; y la huida del lugar del accidente, una omisión de ayuda dirigida al desesperado -y tortuoso- intento de salirse con la suya, dejando a una mujer moribunda en el suelo.

© TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

Lea el artículo completo en
La mañana

PREV Laura Biagiotti: “El país que me gustaría”
NEXT Conte conoció al Napoli, en otoño rechazó 8 millones para sustituir a García (Corsport)