encontrado por la policía – Televallo

Mucho miedo y un final feliz, estos son los elementos de una hermosa historia que tuvo como protagonistas, por un lado, a un niño de 7 años y, por otro, a los Carabinieri de la Unidad Radiomóvil de la Comandancia Provincial de Catania, apoyados por colegas de la “Regimiento de Caballos”, con base en Roma.

El otro día por la tarde, alrededor de las 16.35, una madre asustada se puso en contacto con el Centro de Operaciones de los Carabinieri a través del número de emergencia 112, informando alarmada que su hijo de 7 años se había alejado en un momento de distracción por su parte y de su marido, desde el interior de un conocido restaurante de Piazza Alcalà, perdiéndose probablemente en la zona entre los arcos del puerto deportivo y Via Plebiscito.

La emisora, tras recibir la descripción, inició inmediatamente una búsqueda, concentrando en la zona todos los radioautomóviles, patrullas en moto y carabinieri a caballo.

En esos tensos minutos, las esquinas y los comercios adyacentes al lugar del traslado fueron controlados mientras compañeros del “Regimiento de Caballos” patrullaban la concurrida Piazza Duomo, aprovechando su posición privilegiada e intentando identificar, de altura, al niño en la multitud.

Mientras tanto, el Centro de Operaciones coordinaba el dispositivo, dando continuas e incesantes indicaciones sobre los sectores hacia los que dirigir las búsquedas hasta que llegó una providencial llamada al 112 que informó de la presencia de un niño que, desorientado, caminaba por vía Plebiscito y vía Garibaldi. .

Por tanto, la intervención de uno fue muy rápida. gacela quien, en “un abrir y cerrar de ojos”, llegó a la zona del avistamiento, donde inmediatamente localizó al pequeño “fugitivo” mientras caminaba por Via Garibaldi, a aproximadamente un kilómetro de Piazza Alcalà.

Los Carabinieri dieron inmediatamente la noticia del hallazgo a la madre y al padre del niño quienes, después de unos 30 interminables minutos de miedo, pudieron volver a abrazar al pequeño.

Antes de saludar a los Carabinieri, el niño quiso que le hicieran una foto con ellos.

Mientras tanto, la familia del niño, conmovida, agradeció calurosamente a los Carabinieri, felicitándolos por su inquebrantable cercanía a la población en los momentos más difíciles, así como en la prevención y represión de los delitos.

Esta es la actividad del “gacelas”del Ejército que operan sin parar las 24 horas del día con tenacidad y profesionalismo.

presione soltar


Vistas de publicaciones: 22

PREV “Fahrenheit dil fol”: la memoria de la Ferrara del pasado en Masi Torello
NEXT Fantini lanza 72,91 en el martillo de Lucca