Trento, un hombre discapacitado que huye de la guerra en Ucrania pero es acusado de pedofilia en Italia. La madre «Logré absuelto»

La llamada telefónica fue como una puñalada en el corazón. «Mi hijo me dijo que lo acusaron de haber abusado sexualmente de una niña de cuatro años, Lo habían golpeado, pero él no entendía por qué. Él me preguntó ¿Qué es la pedofilia?».
Olga es una mujer fuerte, en su vida ha tenido que superar muchas pruebas, pero cuando el niño discapacitado fue detenido bajo el gravísimo y odioso cargo de haber abusado sexualmente de la hija de su compañero de cuarto el mundo colapsó en.

Huida de la guerra en Ucrania y acusaciones de acoso

Pero ella nunca lo creyó. «Mi hijo nunca hubiera hecho algo así. llamé de inmediato su compañero de cuarto, Era amigo suyo, pero me dijo que no había visto nada”. Sólo para luego retractarse. De hecho, más tarde el amigo le diría a la policía otra verdad: confirmando las acusaciones. Pero no era verdad. «No lo he visto, pero lo necesito el sigue encarcelado porque me prometieron algo”, confesó después a un conocido. «Tal vez dinero – dice la madre – porque era él, dos semanas después aconséjame que le pague a mi madre de la niña.”

El acusado con discapacidad visual de 39 años

Es la dramática historia de un joven ucraniano y la batalla de su madre para exonerarlo. «Pedí dinero a mis amigos para pagar los gastos – explica – luego confié en ellos al abogado Michele Busetti y gracias a él mi hijo fue absuelto, nunca le agradeceré lo suficiente lo que hizo.” Olga rebobina la cinta de la historia. El hombre, que ahora tiene 39 añostiene discapacidad visual y por ello su madre, ingeniera de telecomunicaciones, también Hace 10 años decidió venir a Italia en busca de un trabajo.

La madre: «Llegó a Italia para trabajar y curarlo»

«Quería ganar más para poder cuidar a mi hijo, En Rusia hay un centro para personas que padecen esta patología y esperaba que pudieran ayudarlo”. Entonces Olga llegó a Italia y empezó trabajar como cuidador. Pero los tratamientos en el centro ruso, lamentablemente, no dieron los resultados deseados. Luego, en febrero de 2022, estalló la guerra en Ucrania. Fue entonces cuando la mujer pidió a su hijo que la acompañara en Italia: “Así estaría a salvo”.

El incidente denunciado y las acusaciones contra el hombre.

Escapando de las bombas, luego la llegada a Trentino. El hombre, como muchos otros refugiados, fue inmediatamente acogido en un centro y fue allí donde conoció a la madre del niño, otra mujer ucraniana, ella también era una refugiada de guerra. “A mi hijo le encantaba jugar con los niños”, explica Olga. Durante un tiempo, las cosas iban bien, pero de repente sucedía algo que, incluso ahora, dos años después, Olga no puede explicar. Era la tarde del 15 de septiembre de 2022.. Esa noche, durante la hora del baño, la pequeña le contó a su madre que su vecina la había tocado. La mujer, en un ataque de ira, ella salio como una furia y supuestamente comenzó a agredir al hombre de treinta y nueve años, acusándolo de haber abusado sexualmente de su pequeña hija. Bofetadas, luego golpeándola con el palo de la escoba y gritando: “¿Es verdad lo que hiciste?”

El testimonio del amigo que luego se retractó

El hombre, exasperado, lo negó varias veces. confirmado “por escapar de las palizas”, como explicó a la policía su compañero de habitación, también con discapacidad visual, durante el interrogatorio. Sólo para luego cambiar de versión apenas unas horas más tarde. Para resolver el argumento Los operadores y la policía intervinieron de inmediato. El hombre de treinta y nueve años fue interrogado y arrestado. Prisión, luego un año de arresto domiciliario. «El amigo siguió cambiando su historia, Luego me llamó y me aconsejó que le diera algo de dinero a la madre de la pequeña porque tenía que pasar por el quirófano”, continúa Olga. «No pagué Nada porque no creí sus palabras.”

El caso y la batalla legal en los tribunales

El triste caso también había acabado sobre la mesa de Tribunal de Revisión quien había confirmado la medida cautelar contra la persona discapacitada, pero la madre y su abogado nunca se dieron por vencidos. De hecho, unas semanas después del arresto del hombre discapacitado, la madre de la niña y el amigo del hombre desaparecieron. Comportamiento sospechoso, también de la niña y su hermano pequeño, que según la versión de la mujer que había presenciado el acoso, nunca se supo de ellos. También hallazgos médicos no confirmaron los presuntos actos sexuales.

Los acusadores siguen siendo imposibles de rastrear.

Las autoridades lo habrían intentado varias veces amigo del hombre, que huyó a Alemania, y su madre. De ninguna manera. En diciembre se contactó con la mujer, el juez había pedido escucha a la niña con la asistencia de un psicólogo, pero no se presentó a la audiencia preliminar y no lo hizo meses después. El juez pospuso la audiencia de diciembre a abril para permitir que la mujer regresara a Italia, pero no regresó.

Al final de la historia llegó la absolución.

La absolución se dictó el 19 de abril. La Fiscalía pidió una pena de ocho años, pero el Gup Marco Tamburrino lo absolvió. Demasiadas contradicciones y ninguna prueba. Olga ahora está feliz: “Se acabó”, dice. El hijo está ahora en Ucrania. “No podía quedarse aquí, estuvo un tiempo en la Residencia Fersina, pero otros huéspedes lo acosaban y siempre estaba llorando”. Olga espera que algún día su hijo puede regresar a Italia. El abogado Busetti se muestra satisfecho: «Mi cliente ha sido absuelto de una acusación muy grave».

PREV El gobierno nacional impugna la ley de Apulia sobre el agua pública para favorecer la privatización de AQP
NEXT Confcommercio Monte Sant’Angelo, junta directiva renovada. El presidente es el empresario Mario Maratea