Trastornos de los linfocitos: ¿cuándo conducen a la leucemia? AIL financia estudio de la Universidad de Padua

La sección de Treviso de la Asociación Italiana contra la Leucemia y el Linfoma ha destinado una contribución de 148.000 euros al proyecto de investigación de 24 meses de duración de Renato Zambello, investigador del VIMM y profesor de la Universidad de Padua.

Prof. Renato Zambelli

Padua, 1 de mayo de 2024 – Renato Zambello, investigador del Instituto Véneto de Medicina Molecular (VIMM) y profesor asociado del Departamento de Medicina de la Unidad de Hematología de la Universidad de Padua, fue el ganador de un proyecto de dos años de duración, financiado con un contribución de 148.000 euros de la Asociación Italiana contra la Leucemia y el Linfoma (AIL) – sección Treviso.

El tema del proyecto, titulado “Un enfoque innovador para distinguir la linfocitosis T clonal no especificada de la leucemia crónica de linfocitos granulados de tipo T”, se refiere a una población de células sanguíneas (linfocitos T citotóxicos) capaces de defendernos contra virus y tumores.

Pequeñas cantidades de estos linfocitos (clones de linfocitos T) pueden estar presentes en individuos completamente asintomáticos, pero en algunos casos esta pequeña población puede provocar una enfermedad, que se define como leucemia de linfocitos granulados grandes de tipo T.

El proyecto aborda una cuestión controvertida: ¿cuáles son las características que identifican mejor a estos clones de linfocitos T “inocentes” frente a los “agresivos”, por tanto capaces de desarrollar leucemia?

El grupo de investigación del prof. Zambello, aprovechando la colaboración entre el Departamento de Hematología del Hospital Universitario de Padua, dirigido por el prof. Livio Trentin, y el Servicio de Hematología del Hospital Ca’ Foncello de Treviso, dirigido por el Dr. Por tanto, Filippo Gherlinzoni pretende definir, utilizando técnicas biológicas de última generación, los criterios y estrategias para distinguir los diferentes tipos de trastornos linfoproliferativos de los linfocitos T, que constituyen un espectro de afecciones que van desde una extremidad benigna hasta una extremidad francamente maligna.

El objetivo es, sobre todo, separar las alteraciones indolentes (es decir, no acompañadas de manifestaciones clínicas) y “inofensivas” del sistema inmunológico de las de carácter tumoral, destinadas a evolucionar con el tiempo hasta convertirse en una enfermedad con un desenlace desafortunado.

“El proyecto de investigación – explica el prof. Renato Zambello – tendrá un importante impacto no sólo científico, contribuyendo a mejorar la comprensión biológica y perfeccionando los criterios de diagnóstico de los trastornos linfoproliferativos T, sino que también tendrá importantes implicaciones psicológicas para los pacientes, razonablemente preocupados por el uso inadecuado del término “leucemia”. Se utiliza para definir algunas condiciones que en realidad no tienen características de malignidad”.

PREV Tren histórico Palermo-Porto Empedocle: viajará nuevamente el domingo 12 de mayo
NEXT Ferrarelle está contratando en Campania: el enlace para postularse