Todos “cenan con flores” en la ex Eca

Serán veladas dedicadas a hacer el bien, a comer bien.

La iniciativa se llama “Cena con flores”, y como dicen “cae de maravilla” con la celebración del evento de San Pellegrino in Fiore. El sábado 4 de mayo, después de un paseo para refrescar el espíritu en el barrio medieval, también podrás satisfacer tu paladar cenando en el antiguo claustro de Eca en via Della Volta Buia 45, teniendo la certeza de comer bien ayudando a los niños especiales de la asociación Amici di Galiana .

«Nuestros niños con discapacidad realizan una serie de actividades en un camino dirigido a la autonomía – explicó la presidenta de Amici di Galiana, Graziella Fiorucci – Entre ellas, gracias a Paolo Bracaglia, también se han acercado a la de cocinar, de hecho con él están haciendo un curso de cocina y ya han participado en algunos eventos en los que también han demostrado sus dotes culinarias. Entonces – prosiguió – aprovechamos el evento San Pellegrino in fiore para poder presentarlos a la ciudad como un grupo de chefs, por lo que se pusieron el nombre de “Li goji de li fornelli”, del cual surgió un logo. también nació». El logo fue creado para identificar toda una serie de hortalizas de cultivo social que los jóvenes producen y comercializan para autoabastecerse.

«El nombre “Cena con flores” no fue elegido por casualidad – concluyó – de hecho, como las flores, florecen y emprenden un camino hacia metas importantes».

A la rueda de prensa de ayer por la mañana también asistieron la concejala de políticas sociales Patrizia Notaristefano, el presidente de la asociación de porteadores de Santa Rosa Massimo Mecarini y Paolo Bracaglia. «Debemos dar la máxima importancia a esta loable iniciativa – afirmó el concejal Notaristefano – porque debe ser capaz de dar en el blanco, ayudar y presentar a todos estos jóvenes de los que estamos verdaderamente orgullosos. La autonomía laboral – concluyó – es fundamental para emprender un camino hacia una vida independiente, camino que estos jóvenes están siguiendo con éxito y tenacidad”.

Una condición sine qua non para el éxito de cualquier evento benéfico en Viterbo: la presencia de los porteadores de Santa Rosa. De hecho, son ellos quienes durante el resto del año, después del 3 de septiembre, siguen honrando al santo lanzándose a cualquier iniciativa encaminada a ayudar a los demás.

«Estamos felices y orgullosos de ayudar a este evento – explicó Mecarini – lo haremos poniendo a disposición el material que utilizamos para las cenas de los porteadores, de nuestros chefs y colaborando con las compras. Siempre estamos en primera línea para este tipo de eventos – concluyó – y siempre estaremos ahí para ayudar donde se nos necesite”.

Finalmente, la palabra pasó a Paolo Bracaglia: «será un evento importante con un menú especial – subrayó – Importante, porque por primera vez la recaudación irá a parar a los niños, que con ese dinero quieren comprar un horno al aire libre que utilizarán en Pratogiardino para un nuevo proyecto. Además – anunció con sorpresa – les revelaré que pronto los chicos sembrarán las semillas de las antiguas y famosas zanahorias de Viterbo en el espacio que les ha sido asignado en Pratogiardino. Logré encontrar las semillas de esta verdura perdida desde hace casi 70 años – concluyó – y estoy feliz de informarles que en noviembre los muchachos recogerán las zanahorias y las cocinarán según la antigua receta, luego venderlos para financiarse”.

PREV Casoria, exadministrador se apoderó del dinero de los condominios: 300 mil euros incautados
NEXT «Construiremos un equipo para ganar» – Gazzetta RossoBlù