Le quitaron el desfibrilador, otro acto de hooligan. El enfado de los vecinos

Le quitaron el desfibrilador, otro acto de hooligan. El enfado de los vecinos
Le quitaron el desfibrilador, otro acto de hooligan. El enfado de los vecinos

PESARO Los jovencísimos vándalos vuelven a atacar en Piazza Redi. Esta vez el desfibrilador acaba en el punto de mira de los niños. Los vecinos lo informaron tras el hallazgo…

¿Ya eres suscriptor? ¡Entre aquí!

OFERTA ESPECIAL

OFERTA ESPECIAL

MENSUAL

4,99€

1€ AL MES
Por 3 meses

ACTIVAR AHORA

– o –

Suscríbete a la suscripción pagando con Google

Suscribir

OFERTA ESPECIAL

Lea el artículo y el sitio web completo corriereadriatico.it

1 año por 9,99€ 69,99 €

Suscríbete con Google

o
1€ al mes durante 3 meses

Renovación Automática. Desactiva cuando quieras.


  • Acceso ilimitado a artículos en el sitio y la aplicación.
  • El boletín de buenos días de las 7.30 a. m.
  • Todos los boletines temáticos
  • Información y actualizaciones en vivo
  • Transmisiones en vivo exclusivas

PÉSARO Los jovencísimos vándalos vuelven a atacar en Piazza Redi. Esta vez el desfibrilador acaba en el punto de mira de los niños. Los vecinos informaron de ello tras el hallazgo de ayer, lo que provocó mucho enfado. Casualmente, los hooligans siempre atacan en la noche cercana a los días festivos, como ocurrió la noche anterior al lunes de Pascua. El aparato electromédico, imprescindible en casos de infarto y enfermedades cardiacas, fue manipulado y sustraído. El cristal protector se ha roto y la maquinaria ya no está dentro. Fue donado en 2019 por la asociación “Le Strade di Luca” al municipio de Pesaro que lo ubicó en Piazza Redi.

Pocas dudas

Algunos vecinos no tienen dudas y señalan con el dedo porque vieron a la “habitual pandilla de niños alrededor de la medianoche”. En medio de gritos y gritos realizaron otro acto vandálico. No es el primero y esto es muy grave porque el dispositivo nos permite salvar vidas. Estamos cansados”, dicen algunos lugareños. “Esperamos que se pueda restaurar lo antes posible, es un dispositivo médico importante”. Los bebés vándalos ya son conocidos por actos similares. El último se remonta a la víspera de Año Nuevo, cuando los hooligans volcaron contenedores de basura, derribaron tiestos de tierra, movieron portabicicletas y dejaron scooters en medio de la plaza. Incluso en ese caso el estribillo fue unívoco: “Hoy en día las pandillas juveniles son los amos, destruyen y dañan todo lo que encuentran, incluidos los automóviles”. Así la noche del lunes de Pascua, Nochevieja y un tercer episodio: siempre en día festivo.

Anterior

La noche del 8 al 9 de diciembre se produjo otro episodio grave. Los bomberos intervinieron para sofocar un incendio que afectó a algunos contenedores en la plaza del supermercado Conad en via Salvatori. La intervención inmediata era fundamental para evitar daños mayores y garantizar la seguridad de la zona. Sin embargo, las llamas habían alcanzado un coche aparcado en el patio vecino, hasta el punto de que había sufrido daños muy graves debido a la radiación térmica generada por el incendio. A otro le habían derretido un espejo por completo.

Posteriormente se comprobó que el incendio había sido intencionado, de hecho las cámaras del supermercado habían filmado toda la escena con una pandilla de niños, muchos de ellos menores de edad, que primero habían prendido fuego a unas cajas que se encontraban cerca del punto de recogida de carritos. Luego los tiraron a la basura. El cartón quemado había afectado al plástico, provocando que se elevaran las llamas y el humo. Luego, la policía cerró un círculo alrededor de un grupo de niños que han dominado la zona en los últimos meses.

© TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

Lea el artículo completo en
Mensajero del Adriático

PREV Pioltello y Feltri critican el cierre de las escuelas: “Celebremos el Ramadán en casa”
NEXT En la zona de Cuneo, una agricultura que sabe responder a los desafíos del futuro – La Guía