Chris Hemsworth, la entrevista: sus hijos, su esposa Elsa Pataky y sus 40: «Estamos aquí para amar y ser amados»

Chris Hemsworth, la entrevista: sus hijos, su esposa Elsa Pataky y sus 40: «Estamos aquí para amar y ser amados»
Chris Hemsworth, la entrevista: sus hijos, su esposa Elsa Pataky y sus 40: «Estamos aquí para amar y ser amados»

Estamos montando a caballo en una prístina franja de playa cerca de su casa cuando, de repente, mis pies se salen de los estribos. Chris Hemsworth quiere asegurarse de que todo salga bien. Más tarde me contará: «Hubo un momento en el que pensé que podría haberla atrapado mientras la arrojaban de la silla: habría añadido picante al artículo. Luego me dije a mí mismo que probablemente yo me caería primero y ella tendría que levantarme”.

Hemsworth vive con su familia en Byron Bay, una ciudad de surf al sur de la Costa Dorada de Australia, donde los hombres entran descalzos a los restaurantes, las mujeres tienen el pelo largo y mechado por el sol y las personas mayores no parecen viejas. Todo el mundo está en forma y bebe zumos de verduras. Cuando le digo a la recepcionista del hotel que estoy en la ciudad para encontrarme con Hemsworth, ella sonríe con complicidad. “Él es uno de nosotros”, dice. «Como uno de los muchos surfistas que hay en la playa. Él no lo acepta”.

Me encuentro con él en su casa, donde me espera en el camino de entrada, descalzo. Tiene la tarde libre antes de recoger a sus tres hijos del colegio. Lo que más me llama la atención de él no es su impresionante altura, ni los ojos azul hielo que han cargado eléctricamente el universo Marvel durante más de una década. Lo creas o no, es su manera directa pero educada, su paciencia y disponibilidad. Con él viven su esposa, la actriz española Elsa Pataky, con quien lleva catorce años casado, su hija India Rose, de 11 años, y los gemelos Tristan y Sasha, de 9. La familia también tiene un enorme acuario, tres perros, conejos, cobayas, gallinas y burros, además de caballos en una granja cercana. El actor se mudó a Byron Bay en 2015 para estar cerca de sus padres, que viven colina arriba, pero también para escapar del ajetreo y el bullicio de Hollywood, que Hemsworth resume así: «Estoy harto de mi cara. ¿Por qué no está en un cartel publicitario? Soy demasiado famoso. ¿Por qué hay paparazzi aquí? Espera, ¿por qué no hay paparazzi aquí?

Hablamos durante horas en la terraza de la piscina con vistas a la playa, dos de sus perros durmiendo a nuestros pies. Se toca los callos de las manos mientras considera sus respuestas. A los 40 años, se siente en una encrucijada, sin saber cuál es la mejor manera de afrontar la vida. La nueva película de Hemsworth Furiosa: Una saga de Mad Max de George Miller, es la muy esperada precuela de Camino de furia, un gran éxito de 2015, ganador de seis premios Oscar, ambientado en el mismo páramo. El personaje principal está interpretado por Anya Taylor-Joy, mientras que Hemsworth es Dementus, el carismático líder de una banda de motociclistas que detrás de una dura fachada esconde una vida marcada por las privaciones y las pérdidas: es un hombre con el alma quemada que sólo adora al dios de supervivencia. Este es su papel favorito desde que protagonizó Correr (2013), drama sobre autos de carrera de Ron Howard: “Ron me permitió deshacerme de la etiqueta del personaje de acción musculoso e interpretar a un hombre complejo con lados oscuros”, dice. “En ese momento recuerdo haber pensado que todo cambiaría”. Fueron necesarios diez años y trabajar con Miller para sentirme tan profundamente satisfecho: «Sí, fue una larga espera».

Después de pasar un año en casa recuperando el aliento y sufriendo una lesión en la espalda, Hemsworth ahora quiere alejarse de la banca. «Una parte de mí piensa que me di demasiado tiempo libre y que perdí un tren. La otra, la más racional, me recuerda que también he rechazado las grandes películas de acción que carecían de un guión sólido”, reflexiona el actor, que quisiera cerrar el capítulo de las películas de acción y ser tenido en cuenta por directores como Christopher Nolan, Kathryn Bigelow, Greta Gerwig, Martin Scorsese y Steven Spielberg. No sin antes, sin embargo, interpretar a otro Thor, tras el fracaso parcial de Thor: amor y trueno, en el que, dice, “me involucré en la improvisación hasta el punto de convertirme en una parodia de mí mismo”. Quiere tomarse más en serio su profesión y quiere aclarar, de una vez por todas, que no tiene Alzheimer.

PREV «Pero cuando tuve mi tercer hijo renuncié, era inevitable»
NEXT Sergio D’Ottavi, la pérdida es un golpe en el corazón: el drama tras el GF | La verdad triste