Dos penales dados y uno negado, pero nadie protesta, por eso

Dos penales dados y uno negado, pero nadie protesta, por eso
Dos penales dados y uno negado, pero nadie protesta, por eso

Le llaman árbitro de las finales, porque Clément Turpin, de 42 años, elegido por la UEFA para el Bayern-City, arbitró, entre otros partidos, la final de la Eurocopa 2021 y la final de la Liga de Campeones entre Liverpool y Real Madrid en 2022. Hace tres años arbitró la final de la Europa League entre Villarreal y Manchester United e incluso fue llamado por los árabes para arbitrar la final de la Copa Presidente en Emiratos en 2023. Un árbitro con una gran experiencia y una enorme profundidad técnica, un talento precoz, en En 2008 se convirtió en el árbitro más joven de la Ligue 1 y, posteriormente, también en el más joven en arbitrar una final de la Copa de Francia y, por tanto, en convertirse en internacional de la FIFA. En su último lanzamiento internacional Había enojado al Milán con la dirección del partido de ida de los cuartos de final de la Europa League contra la Roma.pero ¿cómo te las arreglaste anoche?

La historia de Turpin con el Bayern y el Real Madrid

Turpin, que el año pasado también arbitró una semifinal de la Liga de Campeones (el derbi del Inter de Milán), tiene varios precedentes recientes con los españoles: esta temporadaDirigió a los blancos en la victoria por 3-2 sobre el Napoli ante Maradona. y arbitró en los grupos de la Champions en el partido del Inter contra el Real Madrid en 2020 con la falta no sancionada a Hakimi en el gol que inició la victoria madridista. En total había arbitrado a los merengues 6 veces y la Real había ganado los seis partidos. Con los alemanes hubo ocho precedentes con 5 victorias (incluido el 0-2 del Inter-Bayern en septiembre de 2022) y tres empates.

El árbitro amonestó a 4 jugadores

Asistido por sus asistentes compatriotas Danos y Pages, con el suizo Sandro Schärer como cuarto hombre, en Var Brisard y Avar Delajod, El árbitro amonestó a cuatro jugadores: Mazraoui, Kroos, Kim, Vázquez.

Bayern-Real, los casos a cámara lenta

Estos son los episodios dudosos. En el minuto 56 Müller libera a Musiala que entra al área y es rematado por Vázquez, sin duda para Turpin. Penalti correcto. En el minuto 82 el penalti esta vez es para el Real Madrid: Vinicius extiende para Rodrygo, que es derribado en el área por Kim que se lleva la tarjeta amarilla. A los 92’rIschia Grosso Camavingaque golpea a Gnabry en el área: Turpin no concede el penalti.

Para Cesari hubo ambos penales

Graziano Cesari aporta claridad. El ex árbitro genovés del Canal 5 se centra sobre todo en los dos penaltis marcados y afirma: “El arbitraje de Turpin fue de la más alta calidad. Vimos algunas buenas jugadas pero él también aportó. Pitó dos penaltis, el primero en el minuto 56 para el Bayern. Me gusta destacar la posición del árbitro en la acción: perpendicular, ve muy bien y las protestas son eliminadas. Se nota el movimiento de la rodilla de Musiala y él lo ve muy bien porque está ahí. Y así decidir es muy fácil: es el resultado de habilidad, concentración y gran preparación atletismo. E incluso en el segundo penalti la lectura de la acción es perfecta: indica el penalti con el brazo derecho y lo aguanta porque es seguro. Y nadie va a protestar. Kim hace algo que un central nunca debería hacer…”.

Luego, el experto de Mediaset también aplaude las medidas disciplinarias: “Les muestro esta acción en el minuto 44 con la falta de Mazraoui sobre Bellingham por la que el Real quería la tarjeta roja, no era una oportunidad clara de gol, solo la amarilla tal como está. Es el de Kroos para una intervención por detrás después. Pero mira la actitud del árbitro, no es agresivo, llega despacio, impasible como diciendo: tengo que avisarte. “Nunca cambió su actitud durante el partido, siempre tuvo un trato amistoso con los jugadores, por eso nadie en el campo protestó en el Bayern-Real Madrid”.

Fuente: Ansa

PREV 60 millones y los dilemas de la Juve
NEXT MotoGP, los números tras las victorias de Martin en Le Mans